CASTILLO FORGA: UNA LUZ AL FINAL DEL TUNEL

 La titánica tarea de poner en valor el histórico Castillo Forga, desde hace varias décadas en total abandono y destrucción, tenía como condición indispensable empezar por rescatarlo de propietarios privados, para convertirlo en una propiedad del Estado, propósito que se logró con la perseverancia y el aporte técnico ad honoren del “Patronato  para la Recuperación del Castillo Forga”, integrado por un grupo de profesionales mollendinos residentes en Arequipa y el apoyo del Gobierno Regional.

Superado ese primer escollo, se tuvo que “tocar” diversas puertas para reunir los fondos necesarios para pagar el Justiprecio fijado en la Ley de expropiación, lográndose el aporte generoso de las empresas “TISUR” y “MONTEAZUL”, con el complemento del propio Gobierno Regional. Sin embrago, hay que lamentar la escasa participación en estos procesos de la Municipalidad Provincial, que fue originalmente suplida con el aporte desinteresado de algunos profesionales del antes citado Patronato.

El más importante paso a seguir era la elaboración de un Expediente Técnico, en el que se tiene que detallar los planos y especificaciones de las obras de reconstrucción, que requiere la participación de Consultores especializados, cuyo costo supera los varios miles de soles. Luego de varias gestiones ante el Plan COPESCO, que es un programa especial del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo, se consiguió que el Director de la Oficina desconcentrada de Cultura de Arequipa emita Opinión favorable sobre el perfil de “Mejoramiento y Ampliación de los Servicios Turísticos Públicos del Castillo Forga”.

El MINCETUR incluyó entre sus proyectos prioritarios este estudio del Castillo y pasados varios meses ha emitido el Informe N° 028-2019-MINCETUR del 04 de junio pasado, en el que se señala las acciones que se va a realizar en el antes mencionado proyecto, explicando las consultas que tienen que ver con los accesos a dicho monumento, la demolición del denominado “monasterio”, desmontaje y demolición del material excedente, excavación de roca, obras exteriores, autorización para las calas, mitigación de muros, diseño de escaleras y reinstalación de servicios públicos, entre otros detalles menores.

Es de esperarse que en esta instancia, la Municipalidad Provincial de Islay retome la importancia de llevar adelante este proceso ya iniciado con el valioso aporte del PLAN COPESCO, que permita completar el Expediente Técnico para ser sometido a la aprobación del Ministerio de Cultura; requisito indispensable para formular la solicitud de financiamiento de las obras de reconstrucción, una de cuyas fuentes puede ser la  cooperación internacional no retornable de algunos de los organismos multilaterales que poseen fondos para la puesta en valor de este tipo de monumentos históricos.

Econ. Jorge Lira Torres

Presidente del Patronato para la

Recuperación del Castillo Forga

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*