LOCAL

𝗠É𝗗𝗜𝗖𝗢 𝗗𝗘 𝗘𝗦𝗦𝗔𝗟𝗨𝗗 𝗔𝗕𝗔𝗡𝗗𝗢𝗡𝗔 𝗦𝗨 𝗚𝗨𝗔𝗥𝗗𝗜𝗔 𝗣𝗔𝗥𝗔 𝗔𝗧𝗘𝗡𝗗𝗘𝗥 𝗘𝗡 𝗖𝗢𝗡𝗦𝗨𝗟𝗧𝗢𝗥𝗜𝗢𝗦 𝗣𝗥𝗜𝗩𝗔𝗗𝗢𝗦

 

Walter Llerena Taco, médico del Hospital Rebagliati, firmaba entrada y salida antes de dejar a sus pacientes. Así lo dio a conocer un informe de la Contraloría.

Una investigación de la Contraloría General de la República revela el modus operandi de médicos del Seguro Social de Salud (EsSalud) que abandonan sus guardias para atender en sus consultorios privados.

Un informe de Panorama revela las artimañas a las que estos malos especialistas recurren para evadir sus turnos de atención pagados por el Estado en plena emergencia de la COVID-19.

Es el caso del cirujano Walter Llerena Taco, quien en aparente complicidad con su superior inmediato, el Jefe del área de Cirugía cardíaca y vascular del Hospital Rebagliati, Héctor Bedoya, abandonaba a sus pacientes para atender en el Hospital de la Solidaridad de Surquillo.

De acuerdo al informe elevado por la Contraloría, Llerena Taco salió irresponsablemente de su consultorio los días 3, 17 y 24 de julio, así como el 7 y 28 de agosto de 2020. En este periodo, 64 pacientes no pudieron atenderse por su ausencia.

Sin embargo, sí se dio tiempo el 7 de agosto, como quedó registrado en video, para atender en su consultorio de Surquillo y cobrar con una boleta a nombre de la empresa Vascular S. R. L., que casualmente es dirigida por Bedoya.

Pese a que la denuncia fue ampliamente documentada con videos y boletas de pago, ambos desconocieron los cargos.

“Esa es una calumnia”, mencionó telefónicamente Llerena antes de colgar el teléfono.

Juan Villena, gerente de la red prestacional del Hospital Rebagliati, lamentó el accionar de sus colegas.

“Es una falta de respeto a todos los médicos del Perú y a toda la población peruana (…). Esto yo creo que va a ameritar el cambio de la jefatura de departamento de cirugía de tórax y cardiovascular, porque es un cargo de confianza”, remarcó Villena.

“Me siento muy indignado a nombre de todos mis colegas que han dado la cara en esta pandemia, que nos ha durado más de diez meses. Es un caso aislado y una vergüenza para el gremio médico”, agregó.

El caso ha quedado en manos de la Contraloría.

f/la republica

 

 

 

Back to top button
Hola, Necesitas ayuda?